¿Se le quedan demasiados pelos en el peine?



¿Se quedan sus pelos en el cepillo al peinarse o ve pelos por todas partes en el cuarto de baño?

Ante los primeros signos evidentes de caída del pelo, la reacción natural es angustiarse.

Y, asimismo, la primera medida que se adopta (y se hace mal, por qué no decirlo directamente) es ir rápidamente a comprar el último champú “milagro” o producto anticaída que se haya visto anunciado.

Sin embargo, a menudo esos productos causan más daño a su billetero que bien a su cabellera. ¿Por qué?

Porque con frecuencia no se plantea la cuestión más esencial: el pelo dañado, ¿necesita ser nutrido o hidratado?

Para mucha gente (casi me atrevería a decir que la mayoría) nutrir e hidratar el pelo es lo mismo, cuando en realidad son dos cosas muy distintas. Y un pelo sano y con buena salud es aquél en el que se da un correcto equilibrio entre estos dos conceptos.

Una amiga cercana poseía el cabello frágil, seco y quebradizo permanentemente. Siempre tenía un tono apagado y se encrespaba cuando había humedad en el ambiente. Bastaba con que pasase la mano por el cabello una vez y sus dedos aparecían llenos de pelos.

Para tratar ese problema comenzó un tratamiento a base de proteínas ideado para frenar la rotura y la caída del cabello. Sin embargo, al cabo de varias semanas se dio cuenta de que el estado de su pelo empeoraba todavía más en lugar de mejorar.

Fue entonces cuando me llamó y me pidió consejo. Yo le recomendé dejar ese tratamiento cuanto antes y le presté un hidrolato de lavanda que tenía en casa. A partir de ahí, su cabello sí empezó a mejorar, aunque le llevó tiempo.

¿Por qué sucedió esto?

Precisamente porque su cabello no tenía necesidad de que lo nutriesen, pero sí de que lo hidratasen.

La importancia de saber qué se necesita

Es necesario saber que el cabello está constituido en su mayoría por proteínas, sobre todo queratina, que lo compone en torno a un 95%.

La queratina es por tanto esencial en el cabello, aunque también es importante no abusar de ella. Y es que, si un pelo bien nutrido recibe demasiada, ésta actuará justo al revés de como estaba previsto. ¡Y diga entonces “adiós” al brillo y la elasticidad y “hola” a la rotura!

Aun así, el exceso de proteínas es, precisamente, la causa más frecuente del pelo quebradizo. Y en esos casos lo más útil suele ser rehidratar.

Se pueden utilizar hidrolatos vaporizados directamente sobre el pelo, que es lo mismo que yo aconsejé a mi amiga, u otro producto muy común: el gel de aloe vera. Muy hidratante, también puede usarse como acondicionador.

Cuando el cabello necesita ser nutrido por lo general presenta un aspecto frágil pero también brillante. Eso significa que el cabello está bien en la superficie pero debilitado en el interior.

En este caso un tratamiento a base de proteínas podría funcionar, pero existen otras alternativas naturales que me parecen especialmente efectivas y por ello no puedo dejar de recomendarlas.

El aceite de coco y el aceite de aguacate son muy interesantes porque nutren el pelo en profundidad, al igual que lo hace la manteca de karité. Para obtener sus beneficios se puede masajear con alguno de ellos el cabello dos veces por semana, dejándolo actuar durante dos o tres horas.

También es cierto que hay ocasiones en las que el pelo está en verdadero mal estado, seco y poroso, y en esos casos conviene hidratarlo y nutrirlo al mismo tiempo.

Ante este problema pueden combinarse tanto los hidrolatos como el gel de aloe vera con los aceites vegetales, o también aplicar directamente sobre el pelo y durante una hora una mascarilla de nata, que le aportará todos los elementos grasos que necesita.

Si tiene un poco de aceite esencial (AE) de ylang-ylang no dude en añadir 3 ó 4 gotas a la mascarilla antes de aplicarla, repartiéndola bien desde la raíz a las puntas, que a menudo son la parte más estropeada.

El secreto de las mujeres indias para tener un pelo fantástico

No hay que olvidar que, además de las agresiones como el sol, el humo, la contaminación… también los parabenos y otros compuestos químicos que contienen los champús convencionales estropean muchísimo el pelo.

Por esa misma razón no es la primera vez que le ofrecemos ideas para sustituir su champú por excelentes alternativas naturales; campo en el que, como es lógico, las plantas destacan muy notablemente.

Pues bien, hay una que lleva siglos guardando el secreto de las mujeres indias para conseguir esas largas, abundantes y brillantes melenas: el shikakai.

El polvo procedente del fruto de este arbusto oriundo de la India puede encontrarse hoy día con facilidad en herbolarios y tiendas especializadas.

Es una verdadera joya de la naturaleza, y sus propiedades para el cabello son absolutamente excepcionales: aporta volumen, sanea el cuero cabelludo, elimina la caspa, acelera el crecimiento y lo fortifica.

Por eso hoy quiero que conozca una receta de champú natural que podrá preparar en su propia casa a base de esta planta.

Receta del champú de shikakai

Para elaborarlo, mezcle los siguientes ingredientes:

  • 2 cucharadas soperas de polvo de shikakai.
  • 1 cucharada sopera de miel.
  • 1/2 cucharadita de fitoqueratina (opcional).
  • 5 gotas de AE de ylang-ylang.

En un frasco vacío de 500 ml, mediante un embudo, vierta el polvo de shikakai. Tenga cuidado y manipúlelo con precaución, ya que es muy volátil y puede ser irritante.

Añada el aceite esencial, la miel y vierta por último la fitoqueratina.

A continuación termine de rellenar el frasco con agua caliente y agite bien para que la mezcla quede homogénea. Ojo: debe preparar el champú para una aplicación inmediata y no guardarlo para más adelante.

Para aplicar el champú moje primero abundantemente el cabello y distribuya después poco a poco el contenido del frasco sobre la cabeza, masajeando el conjunto del cuero cabelludo.

Como no hace espuma puede resultar algo difícil repartirlo de manera homogénea, por lo que debe proceder metódicamente para no dejar ninguna zona de la cabeza sin cubrir.

Déjelo reposar entre 3 y 5 minutos antes de enjuagar cuidadosamente con agua tibia. Enseguida verá cómo el cabello queda suave y sin nudos.

A continuación, deberá aclarar el pelo con la siguiente loción:

Loción para aclarar

Le permitirá neutralizar la cal del agua, liberar al cabello de las últimas impurezas, contribuir a eliminar la caspa y los picores y restaurar el pH del cabello. Además, en este caso sí podrá conservar la preparación durante dos meses.

Los ingredientes son:

  • 1 puñado de hojas de romero.
  • ½ litro de vinagre de sidra.

Para preparar la loción caliente el vinagre y añada las hojas de romero. Lleve la mezcla a ebullición y mantenga 10 minutos hirviendo, antes de retirarlo del fuego y dejarlo enfriar, filtrarlo y ponerlo en una botella.

Para aplicarlo puede utilizar un difusor en espray y esparcirlo sobre el cabello bien aclarado tras el champú, aunque también se puede emplear la loción como si de un último aclarado se tratase.

Para ello deberá añadir a la preparación varias cucharadas soperas de vinagre de romero en una botellita con agua fresca antes de verterlo sobre el cabello. Y no se preocupe por el fuerte olor, ya que desaparece al secarse.

La entrada ¿Se le quedan demasiados pelos en el peine? aparece primero en Salud Nutrición Bienestar.



Source link

Deja un comentario

Share This
A %d blogueros les gusta esto: