Marcos Peña reconoció que "convive" con la idea de tener "pinchado" el teléfono


El jefe de Gabinete, Marcos Peña, sorprendió a todos al admitir que a pesar de la importancia de su cargo en el Poder Ejecutivo “en la política convivis con la idea de que alguien te puede estar escuchando” el teléfono.

El tema se abrió a debate cuando el conductor de Podemos Hablar, Andy Kusnetzoff, preguntó a sus invitados quiénes sospecharon alguna vez tuvieron el teléfono intervenido. Peña y la periodista política María O’ Donnell reconocieron que alguna vez sintieron que sus líneas estaban intervenidas.

“En el 2004 o 2005, estábamos en la Legislatura y apareció una denuncia penal donde estaban todos nuestros teléfonos intervenidos. No sé como era el tema pero nos llegó la información oficial de que estaban todos nuestros teléfonos intervenidos. Nunca se esclareció”, explicó el funcionario.

En ese sentido, Peña reconoció que “convivis en la política con la idea de que alguien te puede estar escuchando, aunque yo creo que muchas veces hay más mito que realidad, porque también depende de qué estás diciendo“.

No obstante aclaró que sí estaba seguro que, a pesar de que “pinchar” teléfonos era parte de la cultura política, desde el Gobierno “no lo hacen”.

“Pero nunca sabés si hay alguien escuchando”, concluyó.

Su relación con Twitter

El jefe de ministros volvió a negar que exista un “call center” con profesionales que operan en las redes sociales a favor del Gobierno.

“Cuál sería el sentido de hacer algo que en cinco minutos se sabría. Nunca nadie aportó elementos”, argumentó Peña. Sin embargo, reconoció que existen acciones coordinadas “pero no promovidas por nosotros”.

En cuando al nivel de agresividad tan característico de esa red social, Peña reconoció que se tuvo que borrar la aplicación de su teléfono celular porque “te carga de una energía que te cambia el foco”.

También aseguró que es un “nanoclima”, por lo pequeño y poco representativo. “El error es creer que es la opinión pública”, concluyó.

El aborto 

En la mesa también se discutió el tema más candente e ineludible de la semana: el aborto. A tono con la decisión del presidente Mauricio Macri, que a pesar de no estar a favor de la despenalización permitirá que el tema se discuta en el Congreso, el jefe de Gabinete reiteró que “no está a favor”.

Igualmente, Peña reconoció que es un tema muy “complejo” y destacó que el desafío será poder debatirlo “con madurez y con paz”.

En cuanto a su postura personal, el funcionario dijo que le “cuesta abstraerse de la imagen de escuchar el corazón” de sus hijos en una ecografía a las siete semanas.



Source link

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Share This
A %d blogueros les gusta esto: