Donald Trump anunció impuestos a la importación de acero y podría afectar a la industria argentina



Macri y Trump durante la visita del presidente argentino a los Estados Unidos (AFP)La agenda proteccionista de Donald Trump avanzó un casillero más este jueves con el anuncio presidencial de que el gobierno norteamericano impondrá tarifas a las importaciones de acero y aluminio, una medida que despierta polémica en Estados Unidos y que seguramente impactará negativamente en la Argentina, que el año pasado exportó estos productos al mercado norteamericano por un valor superior a los 700 millones de dólares.

La medida se aplicaría a partir de la semana que viene, según dio a entender Trump, quien anticipó que los derechos de importación sobre el acero serán del 25%, y del 10% para el aluminio. No ofreció detalles de los países que serán alcanzados por estas nuevas tarifas, que podrían no aplicarse a algunos aliados de Washington si prevalece el criterio de un sector de la administración norteamericana.

El tema estuvo bajo análisis durante los últimos meses, sin que hubiera acuerdo entre los funcionarios de Trump. De hecho, el secretario de Comercio norteamericano, Wilbur Ross, le había anticipado a Infobae un mes atrás que le había hecho varias recomendaciones al presidente sobre este tema en particular para que Trump eligiera la opción que consideraba más conveniente. Ese mismo día el funcionario señaló en la embajada argentina en Washington que estaba “intentando” encontrar una solución a la disputa por el biodiésel, también afectado por restricciones comerciales.

El mandatario norteamericano durante el anuncio (Reuters)

Sin embargo, en ese frente finalmente no hubo ningún acercamiento. El mandatario estadounidense hizo el anuncio este mediodía luego de un encuentro en la Casa Blanca con ejecutivos del sector metalúrgico, del que también participó Ross. Ese sector venía bregando por una medida de este tipo. Más temprano, a primera hora del día, un tuit de la cuenta presidencial daba a entender que el presidente consideraba necesaria la imposición de tarifas.

“Nuestras industrias del acero y el aluminio (y muchas otras) se han visto devastadas por décadas de comercio injusto y malas políticas con países de todo el mundo. No debemos permitir que tomen ventajas de nuestro país, empresas y trabajadores. Queremos un comercio libre, justo e inteligente”, escribió Trump en la red social, donde suele anticipar medidas que luego adopta su gobierno.

El anuncio provocó discusiones internas en la Casa Blanca por el riesgo de que una medida semejante provoque represalias de parte de los países más afectados, con China en primer lugar, principal productor mundial, y los socios del NAFTA, con Canadá a la cabeza.

Incluso se especulaba con la posibilidad de que la decisión se demorara todavía algún tiempo más, ya que el plazo de la evaluación presidencial vencía recién en abril y se consideraba necesario evaluar los impactos y el peligro de que desate una guerra comercial. Pero el presidente finalmente decidió apurar los tiempos e hizo el anuncio, que va en línea con otras medidas recientes, como las tarifas impuestas a los lavarropas y los paneles solares, inspiradas en la agenda de “América first” que el mandatario impulsa desde que llegó al poder.

Para la Argentina, el impacto mayor recaería sobre las firmas Techint y Aluar. En 2017 las exportaciones totales de acero argentino a Estados Unidos (principalmente tubos) ascendieron a unos 220 millones de dólares, y las de aluminio a 500 millones de dólares. El golpe que la medida proteccionista tendrá sobre estos productos se podrá evaluar recién una vez que se conozcan los detalles.



Source link

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Share This
A %d blogueros les gusta esto: