Dejaron dos explosivos caseros frente al Departamento Central de Policía


Un bombero de civil que transitaba esta tarde por la calle Cevallos al 400, frente al Departamento Central de Policía, sintió olor a pólvora debajo de un móvil de contención, donde vio dos paquetes sospechosos, por lo que dio aviso a la policía.

Poco después llegó personal de la Brigada de Explosivos de la Policía Federal, que cortó el tránsito en la zona e hizo una detonación controlada de los artefactos.

Fuentes policiales aseguraron a Infobae que las bombas caseras, armadas con tubos de gas butano con un timer, tenían panfletos amenazantes, firmados por el Partido Obrero, con la siguiente consigna: “Libertad a los argentinos presos en Congreso o los ataques seguirán”.

Tras conocer la noticia, el dirigente Jorge Altamira negó vinculaciones del PO con el episodio, al que calificó como “una provocación”. “Todo esto es una patraña , tenemos 50 años de historia y nunca pusimos una bomba”, sostuvo en diálogo con A24.

Altamira pidió que quien investigue el caso “coteje la literatura nuestra con la sintaxis de ese volante y va a comprobar que no es el estilo de nuestros volantes y nuestras declaraciones. Eso me da la pauta de un fake”.

En tanto, el Ministerio de Seguridad que conduce Patricia Bullrich, emitió un comunicado repudiando “enérgicamente la aparición” de los explosivos, que tenían “capacidad de daño y de incendio”.

“Rechazamos todo intento de fomentar la violencia y la inseguridad de los ciudadanos y alentamos a todos los partidos democráticos a repudiar este accionar violento y fuera de la democracia y los márgenes de la ley”, agregaron. La propia Bullrich se expresó minutos después en los mismos términos en las redes sociales.

En la investigación de lo ocurrido interviene el Juzgado Federal 12, a cargo de Sergio Torres. Además, la División Investigaciones de Amenazas e Intimidaciones Públicas de la Policía Federal abrió un expediente.





Source link

A %d blogueros les gusta esto: