Cumplió el sueño de participar en los Juegos Olímpicos de Invierno, pero hizo el ridículo con su actuación


No es la primera vez que un personaje de los Juegos Olímpicos llama la atención por su escaso profesionalismo. Los antecedentes son muy nutridos y variados, ya sea en una piscina, una pista de atletismo ó unas rampas de patinaje.

En este caso, Elizabeth Swaney protagonizó un papelón al deslizarse en velocidad en ski. La joven de 33 años cumplió el sueño de participar de la cita internacional representando a otro país, dado que su destreza no calificaba para vestir la bandera de los Estados Unidos.

(REUTERS)

La rubia ya había tenido la intención de integrar las delegaciones de remo y patinaje en las versiones de verano, pero su calificación no le dio para llegar a Río de Janeiro, ni a Londres. Así, apostó por las disciplinas de invierno.

Tras realizar un extenso entrenamiento en Utah, Swaney adoptó la nacionalidad de su madre húngara y llegó a Pyeongchang bajo los colores del estado del este de Europa. Un viaje a China le permitió sumar puntos para clasificar a Corea del Sur y cumplir el sueño olímpico. Sin embargo, la decepción se instaló en los aficionados cuando la vieron hacer el ridículo.

LEA MÁS

Posó con la frase “Yo no me dopo” y luego dio positivo en los Juegos Olímpicos de Invierno

Furor por el curling: los lugares más insólitos en donde la gente practica este deporte

Sufrió múltiples fracturas tras una terrible caída en los Juegos Olímpicos de Invierno



Source link

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Share This
A %d blogueros les gusta esto: