Cuerpos consumidos de cuatro generaciones: Familia está muerta en vida por el hambre en Venezuela

“Me quiero morir, no quiero vivir más”, dice con angustia Nereida González, a quien la falta de alimento la tiene en los huesos. Katy Chourios, su hija, manifiesta que pesaba 110 kilos y ahora está en 35. Su bisnieta Carmen, de 6 años, languidece en los brazos de su abuela, Soraya, quien también padece la misma realidad.

Suscríbete: http://uni.vi/ZSubK
Infórmate: http://uni.vi/4mSc8L
Dale ‘Me Gusta’ en Facebook: http://uni.vi/ZStby
Síguenos en Twitter: http://uni.vi/ZStfn e Instagram: http://uni.vi/ZSuld

Cada día, la información que afecta e interesa a los hispanos en Estados Unidos. Conducido por Jorge Ramos y María Elena Salinas.

source

Share This
A %d blogueros les gusta esto: