¿Comete usted estos errores al cocinar?



El Dr. Curtay asegura que “elegir bien los alimentos a diario es una cosa, y prepararlos bien, otra”.

Numerosos nutrientes”, continúa, “como por ejemplo la vitamina C, la B9 o los ácidos grasos omega 3, no soportan el calor. Otros, en cambio, como los carotenoides, se absorben mal si se consumen a través de alimentos crudos”.

¿Cuáles son entonces las mejores formas de preparación para cada ingrediente de nuestro menú?

¡No sólo cocinar a la barbacoa perjudica a la salud!

El Dr. Jean-Paul Curtay alerta en el nuevo número de Los Dossiers de Salud, Nutrición y Bienestar sobre ese peligro invisible del que la mayoría de los consumidores, aunque estén informados, no son plenamente conscientes.

Circulan algunas informaciones sobre los peligros que esconde la parrilla, por ejemplo. Pero ese problema no es más que un árbol en medio de todo un bosque.

En este Dossier, titulado “Cocinar los alimentos: cómo afecta a su salud cada forma de prepararlos”, descubrirá cuáles son las maneras más sanas de preparar la comida y las trampas que debe evitar a toda costa.

Por ejemplo, ¿comete usted estos errores al cocinar?

  • Freír con aceites poliinsaturados.
  • No dar importancia al envoltorio de las frutas y verduras (¡algunos reducen incluso diez veces su contenido en vitaminas!).
  • No tener en cuenta las consecuencias de las diferentes formas de cocinar las carnes (en el caso de la vitamina B1, se pierde un 15% si se cocinan al horno, un 28% en el microondas y un 39% cocidas en agua).
  • Cocinar los alimentos a la barbacoa (las moléculas de Maillard, provocadas al cocinar tanto a la parrilla como en la sartén, son neurotóxicas y pueden modificar el ADN).
  • No modificar la dieta tras haber estado ingresado en un hospital (las estancias hospitalarias pueden incluso provocar escorbuto debido a la pérdida de vitaminas provocada por la cadena de frío y la forma de calentar los alimentos en las cocinas).

¿Hay que comer crudo?

Podría pensarse, tras la lectura de esta información, que es mejor comer crudo que cocinar los alimentos. Pero nada de eso.

Cocinar los alimentos, de hecho, protege de las intoxicaciones alimentarias:

La Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA, por sus siglas en inglés), a raíz de un estudio realizado en 28 países, encontró que el 75,8% de los pollos eran portadores de la Campylobacter. Esta bacteria es una de las principales causas de gastroenteritis. Además, el 15,7% de ellos serían también portadores de Salmonella, fuente de enteritis y de complicaciones a veces más serias”, escribe el Dr. Curtay en su Dossier.

Pero eso no es todo. Cocinar los alimentos:

  • Elimina los principios tóxicos (como el arsénico del arroz).
  • Permite protegerse de los parásitos (tanto de la solitaria de las carnes de cerdo o de buey como de el Anisakis en los arenques, la merluza o la caballa).
  • Permite consumir cereales y leguminosas que, de no cocinarse, resultarían indigestos.

Por el contrario, el crudivorismo (consumir los alimentos sin cocinar y sin procesar) favorece las carencias de minerales, que derivan a su vez en:

  • Fatiga.
  • Pérdida de masa muscular.
  • Tendencia a perder mielina en torno a las neuronas.
  • Aumento del riesgo de neuropatía periférica.
  • Subida del nivel de homocisteína, que es un factor de riesgo de flebitis, embolias y accidentes vasculares.

¿La conclusión? Que urge informarse como es debido.

Es imprescindible conocer los riesgos y beneficios de la forma de preparación de cada alimento.

Y también es importante renunciar a las soluciones extremas que pretenden curar o prevenir todo tipo de enfermedades gracias a un único modo de preparación o forma de consumir los alimentos, como por ejemplo sucede con el crudivorismo (que defiende que hay que comer absolutamente todo crudo), el frugivorismo (comer sólo fruta) o el liquidarismo (consumir casi únicamente zumos).

¿La solución? ¡Tomar “prestado” lo mejor de cada tradición alimentaria!

Este Dossier le permitirá identificar claramente cuáles son las ventajas de comer cruda o cocinada cada familia de alimentos, en función de sus vitaminas, sus minerales, sus proteínas…

Su objetivo es darle información completa, clara y precisa sobre la influencia de la alimentación sobre la salud. ¡Verá cómo se convierte en una herramienta esencial en su cocina!

Y es que Los Dossiers de Salud, Nutrición y Bienestar del Dr. Curtay son una de las fuentes de información sobre nutrición más completa y actualizada que puede encontrar. Por ejemplo, en este Dossier descubrirá que:

  • El vapor minimiza la destrucción de las vitaminas e impide la producción de moléculas de Maillard (¡aunque debe poner especial cuidado en el recipiente que utilice!).
  • El baño maría minimiza las agresiones térmicas sobre los nutrientes.
  • En el caso del escalfado, especialmente para el pescado, hay un truco que debe conocer para evitar la pérdida de ácidos grasos.
  • El “problema” del microondas no es el que todos piensan, y de hecho una vez se sabe cómo usarlo correctamente puede hacerlo sin ningún riesgo (incluso es preferible a otras formas de cocinar).
  • Freír no es tan malo como se dice… dependiendo del aceite que se utilice, la temperatura a la que se haga y los utensilios de cocina que se usen.

¡Y mucho más!

Y es que este Dossier también le abrirá los ojos y le hará ver más allá, siempre con indicaciones precisas y consejos que marcarán la diferencia tanto en función de sus gustos como de sus necesidades. Por ejemplo, descubrirá:

  • Por qué los batidos son mucho más interesantes que los zumos.
  • La importancia del remojo (que permite librar a las leguminosas de los compuestos tóxicos e incluso de enriquecerlas en minerales). Le explicaremos el tiempo de remojo que necesita cada tipo de alimento, desde las almendras hasta la col, pasando por las espinacas, las lentejas o los puerros.
  • El marinado (interesante para mejorar la digestión).
  • El germinado (reduce la presencia de antinutrientes y aumenta el contenido en proteínas y vitaminas, aunque hay cuatro directrices clave que debe tener en cuenta para que resulte un éxito y aprovecharlo al máximo).
  • El fermentado (para cultivar las bacterias buenas y nutrir su flora intestinal).

Le recomiendo que siempre tenga a mano este Dossier, lleno de indicaciones prácticas tan útiles (¡aunque seguro que termina por sabérselas de memoria!).

De este modo, usted estará informado y formado al mismo tiempo tanto para hacer sus compras como para elaborar sus platos de la forma que más beneficios aporte a su salud.

Enviaremos a la imprenta el Dossier “Cocinar los alimentos: cómo afecta a su salud cada forma de prepararlos” el próximo miércoles 28 de febrero a primera hora, por lo que tiene hasta la medianoche del martes día 27 de febrero para solicitar su ejemplar si quiere recibirlo impreso en su domicilio.

En cada número de Los Dossiers de Salud, Nutrición y Bienestar podrá encontrar una síntesis de los conocimientos científicos más recientes y las soluciones prácticas más eficaces aplicables en la vida diaria.

Pídalo aquí.

La entrada ¿Comete usted estos errores al cocinar? aparece primero en Salud Nutrición Bienestar.



Source link

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Share This
A %d blogueros les gusta esto: