Al doctor Levy Mago le clavaron diez veces un puñal y a su hermana la dieron por muerta



El director del Hospital Coromoto de Maracaibo, Levy Antonio Mago Rodríguez (62), fue masacrado al recibir diez puñaladas en diferentes partes de su cuerpo. Su hermana, Sirenia Mago, también fue atacada con la misma arma blanca y al parecer, el o los asesinos, la dieron por muerta. Ahora es la testigo clave para que los investigadores del Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas esclarezcan el crimen.

El móvil del asesinato aún no está bien claro aunque en las primeras horas del homicidio se asomó la presunta resistencia al robo. Sin embargo, quienes entraron a la residencia -se presume sean dos sujetos- no se habrían llevado nada importante de la casa propiedad de la única hija de este conocido galeno traumatólogo, quien además de asumir la dirección del hospital Coromoto, trabajaba en el Hospital Militar de Maracaibo.

Se cree que los delincuentes entraron a la casa entre diez y once de la noche. En ese período de tiempo no había luz en ese sector de la urbanización Mara Norte, específicamente en la calle 5 entre trasversales A y B. ya en una oportunidad, cuando Dessire Mago, la hija de Levy Antonio Mago, residía allí, el hampa la visitó. Esa sería el motivo que la llevó a mudarse a USA con su familia dejándole la casa al cuido de su padre y su tía Sirenia, los dos únicos ocupantes del inmueble y un sobrino de estos, Franklin Graterol Mago, que lo hacía ocasionalmente.

Vecinos de las víctimas contaron esta mañana a NAD que en medio de la oscurana se escucharon voces en la residencia de los Mago. El conjunto residencial no es precisamente de esos donde las familias se pasean de una casa a otra; generalmente la desolación sólo acompañan la penumbra y el sol, y ayer no fue la excepción. Uno de estos llamó a la GNB y al rato dos unidades motorizados se presentaron al sitio. Luego de hacer un recorrido se fueron. Algunos residentes dijeron haber escuchados las motos cuando llegaron y partieron. Pero también escucharon gritos y luego se enteraron de que salían de la garganta de Sirenia. Estaba muy mal herida y fue auxiliada por vecinos y llevada al hospital Adolfo Pons. Luego la remitieron al Hospital Coromoto donde permanece en estado delicado.

Todavía no se tiene la hora exacta en que Levy Mago llegó en su auto Nissan Sentra, color negro, a la casa. Uno de sus parientes, quien esta mañana era el único ocupante de la quinta, conversó un poco con NAD y dijo que llegó como diez minutos después que el CICPC se había llevado el cadáver de Levy. Aseguró que no había visto violentada ninguna puerta o ventana de la casa. Por la parte exterior se observó que el tendido eléctrico está intacto. Presuntamente quienes cometieron el crimen no violentaron nada para entrar. Posiblemente hayan sorprendido al médico cuando metía el auto en el garaje o lo había hecho sometiendo a su hermana. Cuando se le preguntó si había desorganización en el interior como si los sujetos buscaban algo de valor, reveló que no.

Dos hombres llegaron en ese momento frente a la vivienda. Dijeron trabajar en el Hospital Militar y conocer muy bien al Doctor Mago. Uno de estos reveló que Levy era un hombre de carácter fuerte. En una oportunidad le escuchó decir “el día que vengan a atracarme me tienen que matar”.

Detectives del CICPC desde la una de esta madrugada, hora en la que acudieron a la escena del crimen, no han dejado de hacer sus pesquisas. Diagonal a la casa donde ocurrió el homicidio se observó una residencia con una cámara de seguridad. Se desconoce si la misma funcionaba para ese momento y podo recoger algunas importantes imágenes.

A los investigadores les intrigan la cantidad de heridas que recibió el médico. No pareciera ser una práctica habitual de delincuentes dedicados al robo de quintas. Por ello no descartan otro móvil como tampoco que los asesinos sean conocidos de Levy Mago y que de repente Sirenia pudo reconocer a uno de estos y por ello también intentaron matarla.

Los hombres de homicidios del CICPC están seguros que en las próximas horas esclarecerán el asesinato y den con los criminales.

En esta casa propiedad de la hija de Levy Mago y donde residía desde hace meses, ocurrió el crimen

Estos dos hombres dijeron ser compañeros de trabajo de Mago en el Hospital Militar de Maracaibo

Colegas y amigos del médico acudieron a la morgue forense desde temprano

Noticia al Día

Fotos: David Moreno





Source link

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Share This
A %d blogueros les gusta esto: